Noticias

¿En qué te basas para comprar una vivienda?

El interés y la necesidad del buen vivir se ha convertido en una prioridad para todas las personas. Es que desde que nacemos tenemos la oportunidad de percibir y sentir elementos que van formando en nuestra memoria algunos de nuestros mayores deseos, los cuales empiezan a reflejarse a medida que llega nuestra etapa de madurez.

En esta etapa, comenzamos a materializar lo que desde muy pequeños soñamos. Y, aunque muchos no tengan la misma posibilidad que otros, igual pueden coincidir en el deseo y en las ganas. Acá es donde los sueños comienzan a tomar forma. Sentimos la necesidad de tener nuestras propias cosas, nuestros bienes o simplemente algo que nos haga sentir cómodos con nosotros mismos. Entonces empezamos a estudiar opciones, a buscar algo que se adapte a nuestras necesidades, sin tomar en cuenta aspectos que van más allá de nuestros gustos. Y, sin darnos cuenta, llegó  el momento tan esperado de adquirir nuestra vivienda.

Cuando entramos en este proceso de decisión de compra, nos fijamos -en la mayoría de los casos- únicamente en el precio, el estado de la vivienda o la ubicación; sin tomar en cuenta muchas otras cosas de gran importancia que marcan una diferencia notoria. Por ejemplo,  ¿alguna vez te has preguntado hacia dónde debe ir orientada tu futura casa? tomando en cuenta principalmente la fachada que posea más ventanas. Tal vez la respuesta sea no, pero acá podremos orientarte sobre este y otros aspectos que te servirán para tomar mejores decisiones de compra:

1.- La orientación de tu hogar juega un gran papel: debes fijarte por dónde entrará más iluminación para saber cómo será la climatización dentro del hogar, de esta forma estarás asegurando un mejor confort y calidad de vida para ti y tu familia. Es importante mencionar que en el caso de Chile las mejores orientaciones son Norte, Oriente, Poniente y Sur. Esto es en función del sol, que sale por el oriente y se pone al norte casi todo el día, entrando en la tarde al poniente.

2.- El ruido que se genera y que a veces no se aprecia: es sumamente importante que te tomes un tiempo en horas puntas para visitar la vivienda que tienes en la mira. Sólo de esta forma podrás notar el ruido que producen los vecinos, el tráfico o los comercios cercanos, lo cual puede ser desagradable una vez que vivas en tu lugar soñado. Cabe destacar que esto pasa mayormente cuando se trata de una vivienda que está más céntrica. Sin embargo, tienes la opción de aislar acústicamente tu nuevo hogar. En este sentido, los termopaneles – además de ayudar térmicamente- son muy buenos aliados para facilitarte la paz y el silencio que tanto deseas.

3.- ¿Cómo afectará el urbanismo a la vivienda?: esto puedes saberlo si te acercas a la Dirección de Obras de tu comuna. Ahí podrás consultar, de forma gratuita, qué planes de desarrollo o modificaciones de normativas y uso de suelo se tiene para la zona donde está ubicada la vivienda y si estos podrían afectar directamente el ambiente externo o interno de tu hogar.

4.- ¿En qué estado se encuentra el edificio?: en el caso de ser un departamento, debes tomar en cuenta el estado en que se encuentra el edificio y su año de construcción. Para esto, puedes consultar el informe de la última Inspección Técnica del Edificio, así estarás más orientado en cuanto al tema y podrás tomar una decisión informada.

Por último, pero no menos importante, te recomendamos que visites varios lugares, que busques varias opciones, que consultes con los especialistas y que escojas un espacio que te haga sentir cómodo y seguro porque, a la larga, se trata de tu lugar en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *